En Kering todo se trata de Gucci

Todo gira en torno a Gucci en Kering en estos días. El conglomerado controlado por empresarios franceses ha publicado un brillante informe de su primer semestre este jueves por la noche, donde la mayor parte de las buenas noticias son gracias a la marca florentina.


Un rentabilidad que viene de fuera para Gucci - Gucci

"No creo que existan muchas organizaciones de nuestro tamaño que puedan incrementar sus ingresos por más de mil millones de euros en una plataforma que no se ha expandido mucho", argumentó Jean-François Palus, director general de Kering. "El increíble rendimiento de Gucci es incomparable en nuestra industria".

Palus estaba interesado en hacer hincapié en el crecimiento de los ingresos fuera de Gucci, en una llamada exclusiva con analistas el jueves por la noche. El ejecutivo agregó, cuidadosamente, que "en el mediano plazo" Kering no tiene planes de nuevas adquisiciones, y se concentraría en sacar todo el potencial de los activos existentes.

​Kering, una compañía cotizada que está controlada por la multimillonaria familia francesa Pinault, registró un aumento del 28,2% en los ingresos del grupo hasta los 7.296 millones de euros. Mientras que Gucci vio un incremento del 45% en los ingresos a 2.832 millones de euros, liderado por aumentos a través de las cadenas minorista y al por mayor; grupos de edad y regiones internacionales.

Sin embargo, si uno hace las cuentas, descubre que el 76% del crecimiento en los ingresos de lujo de Kering vino de Gucci, ya que los consumidores en todo el mundo se acercaron a sus tiendas para sacar las últimas ideas del diseñador Alessandro Michele, quien se hizo con la dirección creativa de la casa apenas en enero de 2015.

Gucci está ocupado remodelando su red de tiendas, con 109 renovadas bajo la dirección de Michele hasta el momento, y otras 40 se actualizarán para finales de año.

Gucci también ha firmado un acuerdo para garantizar los envíos de 90 minutos con el etailer Farfetch en las principales ciudades, ha lanzado un nuevo sitio de comercio electrónico en China continental, y ha visto sus ventas online crecer un 52% en el primer trimestre. Por lo tanto, más crecimiento está en camino.

"Es un enfoque de 360", dijo Palus con una sonrisa en su voz.

Kering, que se describe como un grupo de lujo y estilo de vida, posee 15 marcas globales, incluyendo un establo de casas de moda como Yves Saint Laurent, Alexander McQueen, Bottega Veneta y Stella McCartney, junto con la casa deportiva alemana Puma. Kering también puede estar particularmente satisfecho con el rendimiento de Saint Laurent, que registró un aumento del 29,7% en sus ingresos a 711 millones de euros, ya que el nuevo diseñador Anthony Vaccarello fascinó a los consumidores con su estilo oscuro y glamoroso.

La única nube oscura en los horizontes fue Bottega Veneta, que aumentó sus ventas totales un 3,4% a 590 millones de euros, mientras que la marca masculina Brioni, que despidió a su anterior diseñador Justin O'Shea después de sólo una temporada, continúa siendo un niño problemático, aunque Palus insistió en que ha habido un "progreso en el vestuario formal" gracias a la nueva directora creativa Nina-Maria Nitsche.

En cuanto a otras marcas, Balenciaga disfrutó de una "excelente recepción de las colecciones de su nuevo director creativo Demna Gvasalia, mientras que McCartney y McQueen, tuvieron un buen nivel de rentabilidad", dijo el director financiero Jean-Marc Duplaix.

Entre otras buenas noticias, Kering casi duplicó su flujo de caja libre a casi mil millones de euros, en otro logro impresionante. Europa Occidental impulsó el aumento de la facturación global con un aumento del 42%, liderado por locales y turistas, especialmente en Italia, Francia y Reino Unido. En América del Norte, el comercio minorista aumentó un 22% esencialmente gracias a los residentes, mientras que en Asia Pacífico las ventas crecieron un 31%, con todas las partes excepto Taiwán.

Por último, la otra gran noticia para los accionistas es la actuación de Kering Eyewear, que Palus llamó "un excelente ejemplo de nuestra capacidad como grupo para aprovechar el crecimiento orgánico".

Lanzado por primera vez en 2014, Kering Eyewear ahora cuenta con ingresos de 209 millones de euros, mientras que un acuerdo reciente con Richemont significa que puede expandirse fuera de las propias marcas del grupo.

"Tenemos la masa crítica necesaria para internalizar nuestros activos de lentes y expandirnos aún más con Richemont. Nos da la capacidad de construir esto como una categoría principal. Las gafas ya han adquirido una fuerte presencia en nuestros desfiles, anuncios y tiendas. Y ha logrado mantener su espíritu de arranque, algo que nutrimos en Kering ", dijo Palus emocionado.

Traducido por Francelia Rodriguez Ceballos

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

LujoBusiness