Arranca la London Fashion Week con la vista puesta en las Olimpiadas

Londres, 16 sep (EFE).- La London Fashion Week, una de las pasarelas más vanguardistas del mundo, arrancó hoy con propuestas de 70 diseñadores para la primavera/verano de 2012, cuando Londres se convertirá en centro de todas las miradas por los Juegos Olímpicos.

London Fashion Week
La London Fashion Week propone 100 desfiles(AFP, Ben Stansall)

Por segundo año consecutivo, Sommerset House, un impresionante palacio del siglo XVIII, se convirtió en el cuartel general de una semana de la moda conocida por potenciar los nuevos talentos salidos de las prestigiosas escuelas de diseño de Londres, como la mítica Central St Martins.

Los organizadores y participantes de este evento con el que se pretende marcar tendencias a nivel global tienen este año en el punto de mira los Juegos Olímpicos que se celebrarán entre los próximos julio y agosto en Londres.

"En 2012 los ojos del mundo estarán puestos en nosotros, queremos enseñarle a todos que el Reino Unido es una fuerza líder en la esfera creativa global", dijo hoy en un comunicado Harold Tillman, presidente del Instituto de la Moda británica.

La London Fashion Week (LFW), que se celebra hasta el 21 de septiembre, arrancó hoy con los desfiles de dos habituales, el turco Bora Aksu y el irlandés Paul Costelloe, pero será mañana cuando viva el momento más esperado de esta edición con el estreno del estadounidense Tom Ford, que presenta su segunda colección de mujer.

En Londres, además de apostar por la innovación se tiene siempre en cuenta a las grandes figuras de la moda británica como la rebelde Viviene Westwood, el consagrado Paul Smith o la célebre Stella McCartney.

Pero en esta edición de septiembre, los críticos observarán muy de cerca, sobre todo, los diseños de Alistair Carr que, tras su paso por Balenciaga, vuelve a casa para crear la colección de la centenaria marca escocesa Pringle.

Una de las características principales de la semana de la moda de Londres, a diferencia de las de Nueva York o Milán, es que está mucho más centrada en la creatividad que en la industria.

El diseñador español Emilio de la Morena, afincado en Londres y que desde hace tres años desfila en esta pasarela, explicó a Efe que "aquí se hace más hincapié en lo nuevo, por eso creo que es más fácil empezar en Londres que en otros sitios, donde se necesita mucho más dinero".

Para De la Morena, que mañana presentará su colección más alegre, inspirada por los colores y sabores de México, otras de las principales señas de identidad de la London Fashion Week es que se apuesta más por el diseñador que por las firmas.

"En el Reino Unido las cosas son muy diferentes, la gente aquí compra diseño. En España o Italia los que tienen dinero prefiere comprar grandes marcas y eso se refleja también en las pasarelas", aseguró.

La diseñadora de origen chino Lulu Scritt, que asistió hoy al LFW para promocionar sus creaciones, aseguró a Efe que "Londres es la mejor pasarela del mundo porque es la más innovadora y la más arriesgada, algo esencial para la creatividad y la moda".

Fue sobre todo en los años 90 cuando Londres se convirtió en la gran cantera del diseño mundial, con nombres como Alexander McQueen, Julien Macdonald o Hussein Chalayan.

Sin embargo, los expertos lamentan que la capital británica ha visto cómo lanzaba a los grandes nombres de la moda, pero no ha conseguido consolidarse como una de las grandes plazas de la industria, como ha ocurrido con Milán, París o Nueva York.

Aun así, la moda en el Reino Unido da trabajo a 1,3 millones de personas y es la número 15 de las industrias británicas.

Ramón Abarca

© EFE 2018. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Desfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER