Alpargatas sustituye al presidente Márcio Utsch por Roberto Funari

El grupo brasileño renueva su cúpula. Su presidente, Márcio Luiz Simões Utsch, abandona el cargo después de 21 años en la compañía, 15 de ellos al frente de la presidencia. Tomará el relevo el ejecutivo Roberto Funari, actual miembro del consejo de administración.


Web Vía País

Diplomado en administración de empresas y con un MBA por la Universidad Federal de Río de Janeiro, el directivo ha ocupado diversas responsabilidades financieras en el seno de la compañía brasileña hasta convertirse en su presidente en el año 2003, cuando Alpargatas aún estaba controlada por Camargo Correa. Roberto Funari será el encargado de sustituirle, un desembarco previsto para el primer trimestre de 2019. Después de haber labrado su experiencia como alto ejecutivo de la compañía inglesa de productos de higiene y hogar, Reckitt Benckiser, Funari se incorporó al consejo de administración de Alpargatas el pasado año.

Bajo la presidencia de Márcio Utsch, Alpargatas llegó a convertirse en el primer grupo de calzado de América del Sur, con un sólido portfolio encabezado por las marcas de sandalias Havaianas y Dupé, la firma de botas Sete Léguas o la licencia de la deportiva Mizuno en el mercado brasileño; completando el catálogo con la oferta de moda de la firma brasileña Osklen, adquirida en 2012. Asimismo, Utsch fue el responsable de liderar la expansión del grupo y doblar su facturación en los últimos ejercicios, con una cifra de negocio superó la barrera de los 4.000 millones de reales (1.220 millones de euros) en 2016. Según la prensa brasileña, su abandono se produce algunos meses antes de 60 cumpleaños, la edad máxima para permanecer en el puesto, aunque en este caso podría haber sido renovada de no haber sido por la distancia entre el ejecutivo y los nuevos propietarios de la compañía: Cambuhy Investimentos, Brasil Warrant y el holding Itaúsa.

Tras el escándalo de corrupción Petrobas, que salpicó a Camargo Correa en noviembre de 2015, el conglomerado vendió las marcas Topper en Brasil y Rainha por 48,7 millones de reales al grupo del empresario Carlos Wizard Martins, con el objetivo de obtener liquidez para pagar su multa. Ese mismo mes, el grupo hasta entonces propietario de Alpargatas vendió la compañía al conglomerado J&F Investimentos por 2.670 millones de reales (716,3 millones de euros). Y solo dos años después, en julio de 2017, las empresas Cambuhy Investimentos y Brasil Warrant junto con el holding Itaúsa adquirieron Alpargatas en una operación que se elevó a 3.500 millones de reales (970 millones de euros).

El grupo cerró el primer semestre del año con un aumento de sus ventas del 7,5% hasta 1.792,7 millones de reales (430,8 millones de euros). Por su parte, el beneficio disminuyó un 44% hasta 131,2 millones de reales (31,5 millones de euros). En septiembre de este año, Alpargatas vendió el 22,5% de Topper en Argentina al grupo de Carlos Wizard por 100 millones de reales (20,6 millones de euros). Desde entonces, la marca ha afrontado un plan de reestructuración en el mercado argentino que ha implicado el cierre de dos fábricas y el despido de centenares de trabajadores.

El cambio en la cúpula promete ser histórico para la compañía tras 15 años de mandato de Márcio Utsch. Una renovación a la que Alpargatas tendrá que hacer frente en una nueva e incierta etapa para Brasil. Iniciativas liberales, medidas proteccionistas y política de ultraderecha figuran en la agenda de Jair Bolsonaro, nombrado presidente de Brasil el pasado fin de semana. La Alpargatas de Roberto Funari tendrá que responder a los desafíos de una nueva era económica… y también política.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - CalzadoNombramientos
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER